Presentación en Santander del libro Militares Ilustrados, Liberales y Masones

IMG_1248En Santander hemos disfrutado de la oportunidad de tener entre nosotros a Ezequiel Ignacio García-Municio de Lucas en la presentación de su libro “Militares Ilustrados, Liberales y Masones”. La presentación se realizó en la librería Gil de la Plaza de Pombo de la capital, donde hay una sala habilitada para distintos actos culturales.

Ezequiel es Coronel del Ejército de Tierra, Diplomado en Informática Militar, que ha estado  gran parte de su vida militar en unidades técnicas. Es Licenciado en Derecho y en Ciencia Política, y miembro de la Asociación Española de Historia Militar.

El libro es un minucioso trabajo de investigación, posiblemente el más completo sobre la materia publicado hasta la fecha, se fundamenta en la importancia del Ejército como grupo social y en la imagen negativa de la masonería española que ha sido trasmitida a lo largo de la historia. Estereotipo imaginario que, en gran parte de los casos, está fuera de la realidad.

WhatsApp Image 2019-04-03 at 22.25.16El propósito de la obra ha sido estudiar la actuación y evolución de los militares masones para comprender si la pertenencia a la masonería influyó en su comportamiento. Al no existir, en gran parte de los estudios masónicos, datos sobre la vida militar, aparte de la condición de militar, se estudian los empleos militares, tipos de ascensos, destinos, actuaciones dentro de Ejército (tanto en paz como en campaña), etc., una visión de la realidad de la máxima importancia, pues gran parte de los oficiales miembros de la Orden son desconocidos en su faceta militar y masónica, y su actuación no sobrepasó el círculo más cercano. El deseo de estudiar a los militares de forma específica se basa en que en este grupo existen algunos parámetros diferenciados del resto de la sociedad (tipo de formación, estructura jerárquica, participación en conflictos armados, régimen disciplinario, etc.), y sobre todo porque la filiación masónica, en todas sus épocas, fue comparativamente más alta que en otros colectivos, ocupando además frecuentemente altos cargos en la Orden.

Anuncios

Nueva exaltación en el Capítulo Semper Fidelis 36 del Arco Real

1-WhatsApp Image 2019-02-02 at 22.11.15En la reunión periódica de nuestro Capítulo Semper Fidelis número 36 del Arco Real de Jerusalén, hemos celebrado ayer la exaltación de un nuevo Compañero procedente de la que también es nuestra Logia de Emulación, Semper Fidelis 150.

La ceremonia, como todas las del Arco Real, fue muy rica tanto en su puesta en escena como en su simbolismo. Desde su inicio hasta su final, en el aire flotaron interesantes retazos de Historia antigua cargados de profundo significado, mientras en el suelo ajedrezado descansaban, sabiamente emplazados, ese conjunto de objetos que tienen como fin introducir a los participantes en un período muy concreto de una narración histórica salpicada de símbolos y llena de trascendentales hallazgos. Velas, sólidos platónicos, distintas herramientas… Y en lugares preferentes, el V.L.S. y el bloque de mármol blanco…

Todo, como siempre en el Arco Real, fue muy interesante.

3-IMG_0964

Los Tres Principales

Conviene indicar que en las Logias de tradición anglosajona, como es el caso de Semper Fidelis 150, es la costumbre que el Maestro Masón recién Elevado pida su admisión al Arco Real, ya que no se trata de un grado más sino de la culminación del grado de Maestro. En cuanto al REAA podemos encontrar cierta analogía en los grados 13°, 14° y 18°, de un Capítulo Rosa Cruz.

2-WhatsApp Image 2019-01-28 at 17.06.09

Mandiles de Emulación de Aprendiz, Compañero y Maestro. A la derecha, el del Arco Real

4-WhatsApp Image 2019-01-28 at 17.06.20

Cabe destacar que, aparte de las autorizadas por el Gran Maestro, las únicas medallas de los Cuerpos Colaterales autorizadas por la GLE y por todas las Grandes Logias, son las del Arco Real.

 

 

El Q.H. Aliesky García ya es miembro de pleno derecho de Semper Fidelis 150

03-6ddf05b9-b61a-4908-92f1-061d1737e8ce

El Q.H. Aliesky y el V.M. de la logia. Los dos son cubanos.

La última tenida de la Logia Semper Fidelis 150 ha sido muy especial. Por fin ha llegado el día en que nuestro Q.H. Aliesky García ha cumplido con el último requisito para formar parte, con todos los derechos, de la Logia Semper Fidelis 150 de la Gran Logia de España.

Fue en noviembre de 2017 cuando recibimos por primera vez a Aliesky como visitante de nuestra logia. En la tenida de aquel día nos dijo que era cubano y que venía de la “Logia 28 de enero”, de Rancho Boyeros, en La Habana (Cuba). Nos habló de la masonería cubana y sobre todo de su logia, una logia en la que ha trabajado durante buena parte de su vida, enseñándole, miércoles tras miércoles, a interiorizar los valores masónicos y, lo que es más importante, enseñándole también a transmitirlos a los demás.

02-4d6ea566-626e-43e1-bdf4-5842a032a74b

El Q.H. Aliesky con el V.M. y los VV. de la logia

Después de aquella primera visita, Aliesky siguió viniendo regularmente a nuestras tenidas, y cuando él y su familia consiguieron estabilidad laboral en Santander, manifestó sus deseos de pertenecer a Semper Fidelis 150. Era mayo de 2018 cuando solicitó formalmente su entrada en nuestra logia, y como ya conocíamos suficientemente a Aliesky como para saber de primera mano que era un Hermano muy digno de pertenecer a Semper Fidelis 150 y a la Gran Logia de España, accedimos de muy buen grado a su petición.

 

011-d614188a-a293-4e37-acf4-ad66321c78ad

El Q.H. Aliesky con el V.M. y el G.T. de la G.L.E., junto a varios miembros de Semper Fidelis 150

Y finalmente ayer, en nuestra tenida ordinaria, el Q.H. Aliesky se ha convertido en la figura central de los actos y ha pasado a ser un masón de pleno derecho de la Gran Logia de España. A partir de ahora, nuestra Logia Semper Fidelis 150 contará también con la experiencia de un Maestro Masón que ha sido formado en la que, conociendo a Aliesky, ya podemos considerar una excelente logia cubana: la “Logia 28 de enero”. Sin duda, la presencia activa de este nuevo miembro de Semper Fidelis 150, enriquecerá nuestros trabajos masónicos. Bienvenido, Q.H. Aliesky.

BEATO, EL MILENIO Y LOS BEATOS

img_0746Después de esta tenida tan especial, el Q.H. Iñaki nos ilustró con una magnífica conferencia sobre el Beato de Liébana y los extraordinarios libros manuscritos llamados “beatos”. Estos libros fueron escritos entre los siglos X y XIII, tomando como base los comentarios realizados en el siglo VIII por el Beato de Liébana en relación con el último libro de la Biblia, el Apocalipsis de San Juan. 

Partiendo de su obra, “Commentarium in Apocalypsin”, los mejores amanuenses de la época confeccionaron estas auténticas joyas medievales adornadas con coloridas ilustraciones o iluminaciones, que actualmente se guardan como tesoros en distintas instituciones.

img_0735img_0738

Para entender la época en la que el Beato de Liébana escribió sus comentarios sobre el Apocalipsis, y para entender también aquel otro período, en siglos posteriores, cuando empezaron a escribirse los beatos, el Q.H. Iñaki hizo una exhaustiva reseña histórica que nos metió de lleno en los siglos que corren entre la alta y la baja Edad Media, donde  reyes asturianos, duques cántabros, Omeyas y las distintas corrientes religiosas se enzarzaban en insidias y conspiraciones.

captura de pantalla 2019-01-15 a las 14.18.27captura de pantalla 2019-01-15 a las 14.18.47

captura de pantalla 2019-01-15 a las 14.19.06captura de pantalla 2019-01-15 a las 14.19.17

La conferencia estuvo amenizada con una presentación de diapositivas y con dos preciosas y exactas reproducciones de dos beatos. Todos hemos podido disfrutar mirando y tocando dos extraordinarios facsímiles que parecían ser los propios originales tanto en sus medidas como en su contenido y en los materiales utilizados.

Sin duda esta conferencia del Q.H. Iñaki ha sido muy interesante en todos los aspectos.

VARIAS ILUMINACIONES DE BEATOS

captura de pantalla 2019-01-15 a las 14.27.46

captura de pantalla 2019-01-15 a las 14.26.45

captura de pantalla 2019-01-15 a las 14.26.07

captura de pantalla 2019-01-15 a las 14.25.48

 

Una tenida muy instructiva en Semper Fidelis 150

IMG_9468La logia Semper Fidelis 150, siguiendo su línea habitual en la instrucción masónica de sus miembros, ha desarrollado ayer una interesante tenida principalmente dirigida a los Hermanos Compañeros. El V.H Sabino, uno de los fundadores de la logia Semper Fidelis 150 y Grado 18 del Supremo Consejo del Grado 33, entre otros importantes cargos en distintos grados colaterales de España y de Inglaterra, ha dirigido magistralmente las Lecturas de Emulación,  que han sido las protagonistas principales de este nuevo encuentro masónico de nuestra logia, si bien igualmente hemos recordado otras muchas cosas que, sin ser específicamente de Emulación, sin embargo son imprescindibles para cualquier masón de cualquiera de todos los ritos que celebramos en España.

IMG_0319Una vez acabada la tenida, hemos continuado de algún modo con la instrucción masónica, en este caso de mano del V.H. Emilio, con una presentación de diapositivas titulada “NUESTROS PRINCIPIOS. UN CABALLERO ELEGIDO KADOSCH EN ÁVILA”. El V.H. Emilio, junto con el V.H. Sabino, es también uno de los fundadores de la logia Semper Fidelis 150 y Grado 31 del Supremo Consejo del Grado 33. El V.H. Emilio es un incansable investigador de buena parte de las ramas de la masonería y a lo largo de su intensa vida masónica ha recopilado un interesante y amplio montante de datos que ha plasmado en numerosos escritos.

Seguidamente se reproduce un resumen de la presentación:

NUESTROS PRINCIPIOS

UN CABALLERO ELEGIDO KADOSCH EN ÁVILA

Hay quien cree ver que la masonería viene del siglo III o IV y se fundan en el sistema de puntuación con que aparecen escritas algunas lápidas romanas donde se señala la división de las sílabas con los tres puntos. Realmente, es cierto que en lápidas romanas, especialmente en las sepulcrales, se observa esta rara puntuación que igualmente se nota en las inscripciones góticas del siglo VIII en adelante, sin que tenga que ver este sistema ortográfico con la francmasonería.

01

Los tres puntos

Pero debo decir que, ni en tiempo de los romanos, ni en el de los godos, se usaba este tipo de puntuación triangular que los masones adoptaron desde los principios del siglo XVII y que, aúny apareciendo esta puntuación triangular, no es bastante para afirmar que existiese ya la francmasonería.

 Normalmente, en las lápidas para separar las silabas se utilizaban los tres puntos en vertical, esto lo podéis ver en lápidas desde el siglo I al VI. También en la Edad Media y durante los siglos del XI al XVI, casi todas las inscripciones latinas aparecen puntualizadas con dos o con tres puntos verticales entre cada sílaba. Esto lo podréis comprobar en muchas catedrales y en antiguos monasterios medievales.

Como sabemos todos, la puntuación triangular no se adoptó para terminar una oración, ni menos para dividir sílabas, fue sencillamente para determinar palabras abreviadas, como por ejemplo estas que tanto usamos en nuestros  escritos A.·.L.·.G.·.A.·.D.·.U.·.Esta puntuación triangular no es tan antigua. Se comenzó a utilizar en logias de Inglaterra a finales del siglo XVII y poco después se fue generalizando en Escocia y Holanda, hasta que el Gran Oriente de Francia decretó el 12 de Agosto de 1774 su uso, con el fin de abreviar la escritura de las palabras masónicas y poder así hacer su lectura más difícil a los profanos de la orden.

Hay que buscar el establecimiento de la francmasonería en España en otros hechos más auténticos, y no se empiezan a encontrar anteriores al del siglo XVI. No quiero decir con esto que hasta esta época no hubiese tenido nuestra institución adeptos en España, probablemente contaría con ellos desde los últimos tiempos de los Templarios, pero no se ha encontrado en ningún documento escrito  referencia alguna.

Pero si hay algo que nos hace sospechar que podían haber existido, el indicio lo tenemos en la Capilla de Mosén Rubí de Bracamonte, fundada en Ávila en 1514, conocida por el nombre de Nuestra Señora de la Anunciación. También encontramos referencia a nuestros antepasados en un acta de una reunión masónica celebrada en Colonia en 1535.

Pero primero quisiera tratar lo de la capilla de Mosén Rubí de Bracamonte 1349-1429.

02

Capilla de Nuestra Señora de la Anunciación o Mosén Rubí, fundada por Doña María de Herrera en el siglo XVI (1512)

03

El interior de la Capilla 

Fundada por Doña María de Herrera, hija de Pedro de Velada y de Catalina Dávila, señores de Velada, y no de un judío como atribuyen algunos autores como Halperin o Belmonte, y como bien dice la propia María en su testamento. En el mismo, deja atestiguado la intención de fundar un hospital y una capilla funeraria, de carácter laico, para su marido difunto, Andrés Vázquez Dávila, y su linaje. El resultado es el actual edificio que observamos hoy día, sin duda uno de los más singulares de la arquitectura abulense. Curiosamente, aunque se recuerda la memoria de su fundadora, la capilla se conoce con el nombre de Mosén Rubí de Bracamonte, señor de Fuente el Sol…

Es una verdadera obra masónica, desde su pórtico hasta el coronamiento de su altar mayor y desde el púlpito hasta sus ventanas. Según  wikipedia dice:

El edificio, inicialmente adscrito a un estilo gótico tardío, cuenta con una planta de cruz griega. Durante la segunda mitad del siglo xvi, el edificio fue remodelado empleando el estilo manierista. Existen autores que defienden que el templo presenta una gran cantidad de elementos inconfundiblemente masones.

04

Fachada de la Capilla con las herramientas masónicas

05

Monolito en el exterior de la Capilla con las herramientas masónicas

Después de algunos estudios, hay unos puntos que me gustaría que pudiésemos analizar ya que su identificación masónica es francamente digna de resaltar:

  • La forma pentagonal del interior del templo con “sorprendente” parecido a la planta de las logias de rito escocés.
  • Los imágines masónicas de las vidrieras con símbolos del 3º y 4º, la portada, contrafuertes, columnas del patio en los que aparecen mazos, escuadras y compases que se corresponden con los grados 1º y 3º de la francmasonería. Estos supuestos emblemas son los escudos de armas del linaje de los Bracamonte.
  • El púlpito, que estaba sostenido por una columna triangular y que representaba una forma pentagonal, con los emblemas de armas de los Bracamonte y en sus tres ángulos, tenía esculpidos los emblemas del 1º, 2º y 3º. La decoración de la silla presidencial del coro, que muestra alegorías pertenecientes a Caballero Kadosch.
  • Los tres primeros peldaños de la escalera que da acceso a la torre están cortados en triangulo coronando el altar mayor, símbolo de la elevación al 3º,
  • Las columnas que separan el cuerpo de la iglesia y la capilla mayor, serían las de Jakim y Boaz de la logia masónica, cuya inspiración proviene  del templo de Salomón.
  • La posición de las estatuas yacentes de los fundadores, al ser colocadas verticalmente, se presentaban de forma distinta a la de los orantes: el fundador levantando su espada con la mano izquierda hacia el hombro del mismo lado, alegoría del Caballero  Kadosch, y su esposa, también de pie, mirando al suelo en actitud de meditar, con la mano derecha sobre el antebrazo izquierdo.

También nos preguntamos ¿cómo el Almirante Rubí designó 13 internos en vez de 12 ó 14 siguiendo las costumbres católicas que no querían usar el número trece en ninguno de los casos?

En la época de Mosén Rubí, los dignatarios oficiales de una logia eran 13.

Como se puede entender después de lo descrito, es fácil comprender que la Capilla de Mosén Rubí era de construcción masónica y que no se pudo terminar en su totalidad por indicación de la Inquisición en el año 1530. El excluirla también de la visita eclesiástica el arzobispo de Toledo abundaba en el hecho de que era una construcción masónica.

También nos indica que Mosén Rubí podía ser masón la alegoría que corona el sillón presidencial del coro, muestra al patrono que está en acción de desnudar la espada con la mano izquierda, símbolo del Caballero Kadosch, aunque también la historia nos dice que este grado  fue instaurado dos siglos después por el Rey Federico II de Prusia.

No habrá otro templo en toda Europa como el de Ávila que justifique mejor la existencia de la masonería en pleno siglo XVI, siendo lo más extraño del caso que su edificación sea en una de las ciudades más eclesiásticas de España y donde residían los obispos más ilustres de la Iglesia romana.

¿Por qué a un caballero de la categoría de Mosén Rubí de Bracamonte se le dedica un templo con todos los atributos masónicos?, ¿No es de suponer que esta asociación perseguida en España contara con fuerzas poderosas, logias establecidas y una organización vigorosa? Lo natural era que la masonería contara con una saludable existencia cuando Mosén Rubí, Caballero Kadosch residía en Castilla dejando una gran huella en la sociedad abulense, gracias a esto sabemos hoy que la masonería vivía ya en España antes de 1514 con fuerzas suficientes para estos valerosos actos. Mosén Rubí de Bracamonte y Hannecaurt, Vizconde de Lauray de Normandía, fue Caballero Consejero y Chambelán del rey Carlos VI de Francia, lucho junto a Enrique II de Castilla fue el primero que castellanizó su apellido ya que originariamente era Bracquemont, y que había luchado en Flandes, adquiriendo posiblemente su grado masónico en aquellas tierras. Se casó por primera vez con Dña. Inés de Mendoza, hija del mayordomo de Pedro el Cruel, y por segunda vez con Dña. Leonor Alvares de Toledo.

06

Escudo de la familia Bracamonte

Este es el escudo de la familia Bracamonte con su escuadra y mallete muy bien definidos, así como los trece puntos a los que nos hemos referido a los internos de la capilla.

07

Bóveda nervada de granito veteado estilo gótico tardío

Después de todas estas explicaciones creo que poco se puede añadir a la veracidad de que esta Capilla dedicada a  un masón, y masón también debería ser el maestro cantero Pedro Campero que la construyó, aunque el escritor y crítico con la masonería Lafuente se empeñe en que sean puras casualidades.

08

Bracamonte

09

Sepulcro de María de Herrera y Andrés Vázquez Dávila

En esta capilla, además de ser panteón familiar del linaje de Fuente el Sol, fue velado un descendiente de Mosén Rubí, don Diego de Bracamonte, decapitado por ser noble en la plaza del Mercado Chico el 17 de febrero de 1592 como respuesta a su levantamiento por el famoso impuesto de los “millones de Felipe II”.

En la novela “La Gloria de Don Ramiro” del escritor argentino Enrique Larreta,  (Buenos Aires 1873 – 1961) narra tan lúgubre acontecimiento.

“En una fría tarde de invierno, Don Diego es conducido desde la Alhóndiga, cárcel de los nobles, montado en una mula, enlutado y con capuz y caperuza de bayeta, las manos atadas a un listón y una cadena al pie. Con un cortejo en silencio, compuesto por las cofradías de pobres y frailes, atravesando las calles de Ávila: hizo su entrada por la puerta del Alcázar, siguiendo por la calle Aldrín (hoy llamada Don Gerónimo), camino del Mercado Chico. El reo confesó durante hora y media con fray Antonio de Ulloa. El escribano rogó que hiciera una confesión entera del crimen, pero por repetidas ocasiones mantuvo que era él el único culpable. Al final, don Diego, tapado el rostro con un tafetán negro y arrimada la cabeza a un madero, fue decapitado – privilegio por ser noble, y no ahorcado,  casi a las seis de la tarde, frente a una gran expectación en silencio. Por la noche, su cuerpo fue recogido por los caballeros abulenses, enlutados, que durante el día y en señal de duelo y protesta por la ejecución, se habían quedado en sus palacios. Lo condujeron hasta la capilla de Mosén Rubí, donde lo velaron, y un cuadro sobre la sacristía reza lo siguiente:

“Rogad a Dios en caridad por el ánima del noble caballero Don Diego de Bracamonte, que por defender los intereses de Ávila fue decapitado en la plaza del Mercado Chico, el lunes 17 de febrero de 1592, en cuya noble estuvieron sus restos depositados en esta capilla. Al día siguiente fueron trasladados a la capilla de San Francisco donde reposan. R.I.P.”.

10

Plaza del Mercado Chico, en Ávila

Al manifestar al rey Felipe II el cronista Cabrera de Córdoba que se había excedido en el castigo a los culpables y que en otras ciudades también aparecieron pasquines y no había adoptado medidas tan duras, dijo el Rey:

11

Felipe II

“Agora sabéis y saben ellos donde están enseñados a llevar el decir al hacer, no se ha de aguardar a que hagan”.

Y al recordarle el cronista las importantes aportaciones de los caballeros de Ávila al servicio de la Corona, añadió:

“Es verdad, ¿mas no depusieron ahí al rey don Enrique y favoresçieron a Juan de Padilla, tirano? ”

Sé que se han escrito tesis doctorales y que se han leído en el mismo marco de la Capilla, amparadas por eminentes doctores indicando que esta capilla no tenía que ver nada con la masonería, pero sigo insistiendo que la evidencia de lo que tenemos ante nuestros ojos no se puede ni cambiar ni desmentir. ¿Por qué ha permanecido cerrada al público tantos años sin permitir ser visitada? ¿Por qué han desaparecido tantos indicios masónicos con las reformas?

12

Veintiún años más tarde de construirse el templo a Mosén Rubí, tenía lugar la célebre Convención masónica de Colonia. Casi sesenta años hacía que se había celebrado la anterior, en 1469 en Spira (Alemania) donde se modificaron los estatutos y se dieron nuevas instrucciones para los obreros de piedra fina.

En el archivo de la logia, Frederick Vredehall de la Haya se encontró en 1637 un curioso documento que contenía el acta de una Convención masónica celebrada en 1535 en Colonia, a la que asistieron los venerables de las diecinueve logias principales de Europa y apareciendo en un décimo lugar, un tal Ignacio de la Torre,que figura como venerable de la de Castilla en Madrid. Tanto los historiadores Fors y Almeida así como otros muchos autores hablan de este de la Torre y de la Convención de Colonia, dándole gran importancia. Clavel y Lafuente, como no podía ser de otra manera, se la niegan.

Autores muy respetables y documentos oficiales de los Grandes Orientes de Bélgica, Holanda y Francia, han reconocido la autoridad de este acta, que los historiadores ingleses declaran legítima al ocuparse de Mr. Coligny. Además, en la Convención de Basilea celebrada en 1563, veintiocho años después de la de Colonia, se presentó el acta de ésta con todas las firmas, incluida la del español y nadie tuvo dudas del documento.

Un autor anónimo apóstata de la orden y enemigo de ella escribió lo siguiente:

Hacia el año 1535 los francmasones estaban ya esparcidos en toda Europa occidental y meridional. Perece también que estuvieron a punto de realizar su objetivo. Los Gobiernos comenzaron a entrar en sospechas, de suerte que, viéndose ya descubiertos, publicaron una pieza de la cual enviaron una copia a cada logia y conservaron cuidadosamente el original para que sirviera a su justificación. En esta pieza se hace mención de las principales logias en Viena,  en Londres, en Paris en Lyon, Amberes, Madrid, Venecia y de otras muchas.

En el escrito, que no reproduzco porque es bastante largo, y en castellano antiguo, quisiera destacar alguna cosa como lo que dicen los veintidós firmantes, entre ellos Ignacio de la Torre, representante Castellano, y dos franceses De Coligny y Virieux. Ellos hacen constar que los masones aseguran que no están aliados con los Templarios, sin embargo quieren que los signos a utilizar sean los usados por los templarios que se refundieron con los masones en la ciudad de Edimburgo.

Por todo lo expuesto se puede comprobar que todos los autores, incluso los enemigos de los francmasones, reconocen el Acta de Colonia como documento verídico, y a Ignacio de la Torre como verdadero representante en 1535 de la orden en nuestro territorio.

V.H. Emilio Argente i Domènech

Captura de pantalla 2018-11-13 a las 18.38.08

Semper Fidelis 150 inicia el curso masónico 2018-2019 con la Instalación de un nuevo Venerable Maestro

mallete

Mallete de Venerable Maestro

Ayer, en la logia Semper Fidelis 150, tuvimos una intensa Tenida de Instalación del nuevo Venerable Maestro, quien a su vez eligió a su Cuadro de Oficiales para asistirle en el nuevo Curso Masónico 2018-2019.

La tenida se ha desarrollado en un extraordinario ambiente de fraternidad, y en esta ocasión hemos disfrutado de la visita de destacados miembros de la Masonería Regular y de Hermanos de varias logias de la Gran Logia de España. Nos han acompañado el Pasado Gran Maestro Provincial de Castilla, el Diputado del actual Gran Maestro Provincial de Castilla, el Gran Secretario Provincial de Castilla y el Venerable Maestro de la logia Tolerancia 16 de Bilbao, aparte de distintos miembros de las logias Stella Matutina 75 de San Sebastián, Renacimiento 54 de La Coruña, Compañeros del Silencio 77 de Las Palmas de Gran Canaria y Nivaria 174 de Los Cristianos (Tenerife).

fa94230a-1e38-4bae-8348-416023d9de85

Algunos de los asistentes a la Tenida de Instalación

Después de la Tenida de Instalación, ya bastante avanzada la noche, continuamos con el ágape ritual, propio de las logias de Emulación, en el que realizamos los brindis habituales y, como viene siendo tradicional en la logia Semper Fidelis, nuestro Secretario cantó la Canción del Venerable Maestro con toda su simpática parafernalia.

Un buen número de Hermanos acabamos en la terraza del hotel, compartiendo tertulia masónica en torno a una mesa, y aprovechando la magnífica temperatura de nuestra tierra y la buena y variada compañía de Hermanos que hemos tenido la oportunidad de disfrutar durante la tarde de ayer.

Está claro que en Semper Fidelis 150 seguimos siendo protagonistas de magníficos días de masonería. Sobre todo ayer que, además, ha sido un día muy especial para nuestra logia.

Nuestra logia Semper Fidelis 150 cumple 12 años

En otro orden de cosas hay que recordar que el próximo día 30 nuestra logia cumplirá 12 años desde su Levantamiento de Columnas, de lo que nos sentimos muy orgullosos, pero más orgullosos estamos aún de que de entre todos los miembros fundadores de la logia todavía tengamos a cuatro de ellos con nosotros. Entre los cuatro suman la friolera de 110 años en Masonería, dentro de la regularidad y fidelidad a los principios de la Gran Logia de España, Gran Logia Unida de Inglaterra y Gran Logia Nacional Francesa. Cabe señalar que los nombres de tres de ellos figuran en la Carta Patente de Semper Fidelis 150, lo cual es motivo de gran satisfacción.

7c0f9536-a49c-4f59-8bc1-d7a145456031

Los VV. y RR. Hermanos Jorge, Jesús, Sabino y Emilio

No cabe duda de que estos cuatro distinguidos Hermanos, de largo recorrido masónico y profundo conocimiento en todo lo que se refiere a la Masonería Regular, han sido y seguirán siendo por muchos años los sabios pilares sobre los que se ha construido una logia fuerte, fundamentalmente fraternal, muy bien instruida en masonería y, sobre todo, muy bien instruida en valores masónicos.