Tenemos otro iniciado más en la logia Semper Fidelis 150

cabecera2

Parece ser que la masonería empieza a estar más viva que nunca en Cantabria. En nuestra última tenida hemos celebrado la iniciación de un nuevo masón en la logia Semper Fidelis 150, de entre las cada vez más numerosas solicitudes para formar parte de nuestra Hermandad.

En la ceremonia estuvimos presentes todos los miembros de Semper Fidelis y concluimos la celebración con nuestro habitual y fraternal ágape. Durante la cena tuvimos la oportunidad de conocer un poco más al iniciado y también de que él nos conociese a nosotros. El resultado final, como se preveía, fue el de una perfecta integración.

Después de casi once años del regreso de la masonería a Cantabria, esta logia se ha consolidado de un modo muy especial y todo apunta a que seguirá fortaleciéndose. La diversidad, la fraternidad y la unión de los que la integramos, ha hecho de Semper Fidelis una logia viva y fuerte dentro de la Gran Logia de España.

 

Otro Compañero se ha unido a los Masones del Arco Real del Capítulo “Semper Fidelis 36”

Algunos miembros del Capítulo del Arco Real, Semper Fidelis 36

En nuestra última reunión, de nuevo hemos tenido una exaltación al Arco Real de Jerusalén. En esta ocasión se trata del abogado y escritor palentino, Guillermo de Miguel Amieva, que después de muchos años en su logia “Paz y Conocimiento 119”, del Rito Escocés Antiguo y Aceptado en Palencia, ha decidido extender su actividad masónica al Arco Real, que es el grado masónico que complementa y completa el grado de Maestro Masón.

Jesús Gutiérrez y, a la derecha, Guillermo de Miguel

La ceremonia, con su natural belleza y profundo simbolismo, se desarrolló con toda perfección en nuestro habitual y fraternal ambiente masónico. A continuación disfrutamos del ágape y de esa especial forma de contar las cosas que tiene nuestro nuevo compañero, explicándonos, con literaria prosa, sus impresiones sobre su experiencia, todas ellas muy enriquecedoras y en las que apreció un excelente filón para la investigación histórica y de todos sus símbolos.

Nuestro Capítulo de los Masones del Arco Real de Jerusalén, “Semper Fidelis 36”, podríamos decir que es una extensión de la Logia de Emulación, “Semper Fidelis 150”, de Torrelavega, si bien hay miembros de distintas provincias del norte de España. Tenemos compañeros del País Vasco, Asturias, Galicia y ahora también de Castilla-León, con nuestro nuevo exaltado.

img_6248-1

Mandil de los Masones del Arco Real de Jerusalén

Un nuevo mandil blanco en Semper Fidelis 150

hf8g%9yLQd6C8Hc3pDqwVQ_thumb_1d94

En nuestra última tenida hemos disfrutado de una ceremonia muy especial. Un nuevo Aprendiz se ha unido a Semper Fidelis 150 para hacer un poco más grande la masonería regular en Cantabria.

Los últimos Hermanos que han entrado a formar parte de nuestra logia se distinguen por su juventud, lo que sin duda es un claro síntoma de que la masonería está despertando interés también entre los jóvenes. Todo apunta a que la masonería está empezando a vivir un buen momento en España.

Por cierto, en breve nos esperan más iniciaciones. Tendremos nuevos miembros en Semper Fidelis 150 antes de que acabe el curso.

Semper Fidelis 150 hace entrega de su recaudación para caridad a una familia cántabra

AP9jjTrRReGfexv2RYf0dQ_thumb_1d95

En la Respetable Logia Semper Fidelis 150 tuvimos conocimiento de que, debido a un grave accidente, la casa de una familia humilde de Cantabria había sufrido importantes daños, y sus muebles y demás enseres habían quedado prácticamente destruidos, lo que llevó a esta familia a una dramática situación de difícil salida. Inmediatamente, miembros de la logia se pusieron en contacto con ellos y se trasladaron hasta su domicilio donde comprobaron las duras circunstancias por las que estaban pasando, por lo que se decidió que la recaudación anual de la logia para la caridad se dedicase a ayudar a esta familia.

Aunque no buscábamos ninguna muestra de agradecimiento, fue emocionante el momento en que la señora de la casa nos hizo entrega de un bonito cuadro con la escuadra y el compás que ella misma había confeccionado. Este cuadro, por supuesto, tendrá un lugar preferente en el corazón de nuestra logia.

 

 

Nueva exaltación en el Capítulo del Arco Real, Semper Fidelis 36, al Oriente de Torrelavega

img_5646

El Santo Arco Real de Jerusalén es el complemento del grado de Maestro Masón. Se trata de uno de los más antiguos grados colaterales de la masonería.

La más pura y antigua masonería únicamente se compone de tres grados: Aprendiz, Compañero Masón y Maestro Masón, y hasta que no se accede a la Orden Suprema del Arco Real no se completa el camino masónico.

En Torrelavega (Cantabria) tenemos la sede del Capítulo del Santo Arco Real de Jerusalén, Semper Fidelis 36, y en nuestra última reunión, como últimamente viene siendo habitual, de nuevo hemos celebrado una Exaltación, es decir, de nuevo hemos celebrado la admisión de un nuevo Maestro Masón.