Otro Compañero se ha unido a los Masones del Arco Real del Capítulo “Semper Fidelis 36”

Algunos miembros del Capítulo del Arco Real, Semper Fidelis 36

En nuestra última reunión, de nuevo hemos tenido una exaltación al Arco Real de Jerusalén. En esta ocasión se trata del abogado y escritor palentino, Guillermo de Miguel Amieva, que después de muchos años en su logia “Paz y Conocimiento 119”, del Rito Escocés Antiguo y Aceptado en Palencia, ha decidido extender su actividad masónica al Arco Real, que es el grado masónico que complementa y completa el grado de Maestro Masón.

Jesús Gutiérrez y, a la derecha, Guillermo de Miguel

La ceremonia, con su natural belleza y profundo simbolismo, se desarrolló con toda perfección en nuestro habitual y fraternal ambiente masónico. A continuación disfrutamos del ágape y de esa especial forma de contar las cosas que tiene nuestro nuevo compañero, explicándonos, con literaria prosa, sus impresiones sobre su experiencia, todas ellas muy enriquecedoras y en las que apreció un excelente filón para la investigación histórica y de todos sus símbolos.

Nuestro Capítulo de los Masones del Arco Real de Jerusalén, “Semper Fidelis 36”, podríamos decir que es una extensión de la Logia de Emulación, “Semper Fidelis 150”, de Torrelavega, si bien hay miembros de distintas provincias del norte de España. Tenemos compañeros del País Vasco, Asturias, Galicia y ahora también de Castilla-León, con nuestro nuevo exaltado.

img_6248-1

Mandil de los Masones del Arco Real de Jerusalén

Nueva exaltación en el Capítulo del Arco Real, Semper Fidelis 36, al Oriente de Torrelavega

img_5646

El Santo Arco Real de Jerusalén es el complemento del grado de Maestro Masón. Se trata de uno de los más antiguos grados colaterales de la masonería.

La más pura y antigua masonería únicamente se compone de tres grados: Aprendiz, Compañero Masón y Maestro Masón, y hasta que no se accede a la Orden Suprema del Arco Real no se completa el camino masónico.

En Torrelavega (Cantabria) tenemos la sede del Capítulo del Santo Arco Real de Jerusalén, Semper Fidelis 36, y en nuestra última reunión, como últimamente viene siendo habitual, de nuevo hemos celebrado una Exaltación, es decir, de nuevo hemos celebrado la admisión de un nuevo Maestro Masón.