Un nuevo mandil blanco en Semper Fidelis 150

hf8g%9yLQd6C8Hc3pDqwVQ_thumb_1d94

En nuestra última tenida hemos disfrutado de una ceremonia muy especial. Un nuevo Aprendiz se ha unido a Semper Fidelis 150 para hacer un poco más grande la masonería regular en Cantabria.

Los últimos Hermanos que han entrado a formar parte de nuestra logia se distinguen por su juventud, lo que sin duda es un claro síntoma de que la masonería está despertando interés también entre los jóvenes. Todo apunta a que la masonería está empezando a vivir un buen momento en España.

Por cierto, en breve nos esperan más iniciaciones. Tendremos nuevos miembros en Semper Fidelis 150 antes de que acabe el curso.

El último Aprendiz de Semper Fidelis 150 visita la Gran Logia Unida de Inglaterra

Nuestro Q.H. Aprendiz, el último que ha sido iniciado en Semper Fidelis 150, ha sabido complementar su aprendizaje con un interesante viaje a Londres para visitar la Gran Logia Unida de Inglaterra. De su paso por tan impresionante edificio nos ha dejado este testimonio:

01

El espléndido edificio de la UGLE

La francmasonería es una sociedad discreta, que no secreta. Algo que para nosotros parece tan obvio, en un país como el nuestro no parece serlo. Por ello sorprende que en cuanto cruzamos nuestras fronteras podamos encontrarnos con testimonios que explican y muestran de primera mano, es decir, de mano de los masones, lo que es la institución francmasónica.

Uno de estos testimonios lo es en sí mismo la Gran Logia Unida de Inglaterra, la primera Gran Logia moderna que el próximo año 2017 cumplirá su 300 aniversario. Se encuentra en Covent Garden, una zona céntrica, bulliciosa y destino turístico obligatorio de Londres, y está a la vista de todos pues se trata de un edificio que por su construcción y tamaño no pasa desapercibido. Para aquellos que sienten curiosidad por la francmasonería es más que recomendable una visita, tanto si se tiene una visión positiva -que va a resultar reforzada- como si se tiene negativa, en cuyo caso puede que se caigan muchos falsos mitos, leyendas y etiquetas. Su arquitectura de estilo Art Deco, su majestuosidad y el hecho de que se pueda disfrutar de una visita guiada totalmente gratuita, son motivos suficientes para animarse.

02

Su puerta de entrada

Podemos dividir la visita en tres partes diferentes. La primera comienza en la biblioteca-museo, donde se llega tras ascender por la escalinata que se encuentra detrás de la recepción del Freemasons’ Hall. Allí se pueden admirar numerosos objetos de temática masónica; antiguas regalías pertenecientes a personajes insignes como Winston Churchill, o una pequeña muestra de otras flamantes regalías pertenecientes a diferentes cuerpos masónicos como Arco Real, Marca, Nautas, Real Orden de Escocia, etc. Sin embargo, la visita guiada no se detiene en estos detalles, que los deja a la libre elección del visitante, y comienza con un resumen histórico de boca del guía, en inglés, en la cual, entre otras cosas, explica el origen de la primera Gran Logia, el posterior surgimiento de una Gran Logia rival que se llamaría a sí misma de los ‘Antiguos’, dejando para la primera la denominación de ‘Modernos’. También se explica cómo ambas acabaron uniéndose en 1813 para formar una Gran Logia UNIDA de Inglaterra. La visita nos lleva a los vestíbulos donde se preparan los masones para sus tenidas, siguiendo un corredor iluminado por vidrieras con algunas de las principales virtudes masónicas. Cabe decir que durante toda la visita, no importa dónde te encuentres, porque tanto suelos como paredes y techos están ricamente decorados con motivos y colores propios del Art Deco. Hay que recordar que este edificio está a disposición de quien quiera y pueda alquilarlo, y es por ello que en él se han rodado películas y celebrado diversos eventos profanos como, por ejemplo, la célebre London Fashion Week.

03

La magnífica puerta de bronce que da acceso al templo

Este corredor se abre a un hall, y es allí donde empieza la segunda parte de la visita. En él se encuentra un pequeño altar, homenaje a los masones muertos en la I Guerra Mundial. Este hall está flanqueado por sendas escalinatas decoradas con vidrieras con motivos masónicos y bíblicos, tales como la creación del universo por el Gran Arquitecto, niveles, plomadas, etc. Este hall, dividido en tres espacios diferentes por verjas (aprendiz, compañero y maestro), no es sino la antesala al gran templo del Freemasons’ Hall. Una gran puerta de bronce, de dos hojas de tonelada y media cada una, con bajorelieves que describen la construcción del templo del Rey Salomón, nos cierran el paso.

Sin embargo, tal es la perfección de dichas puertas que se abren empujando con un solo dedo, para dejar paso a uno de los templos masónicos más impresionantes del mundo. Aquí empieza la tercera y última parte de la visita, y donde más tiempo se extiende. Tiene cabida para unas 1700 personas. Desde el suelo hasta el techo está decorado y ornamentado ricamente con motivos masónicos: El pavimento mosaico, el trono del Rey Salomón y los de los Vigilantes, los órganos, el techo con la Estrella rodeada por un gran mosaico al este, sur, oeste y norte… Es abundante la simbología representada que allí se explica, aunque sin entrar en profundidad, pero

04

Se llevó el estandarte de Semper Fidelis en miniatura para, de algún modo, hacernos presentes allí, en la puerta del templo

tratando siempre que el visitante comprenda de forma global y en la medida de lo posible de qué trata todo aquello sin artificios ni invenciones extravagantes o malintencionadas.

En este sentido, la Gran Logia Unida de Inglaterra ha apostado fuerte abriendo sus puertas de buena fe y de corazón a todo aquel que quiera ir, ver y conocer. Además, de manera gratuita para más facilidades.

Es muy recomendable, si nuestros pasos nos llevan a Londres, animarse a visitar el Freemasons’ Hall y escuchar y ver de primera mano todo lo que hay allí. El inglés no debe ser excusa; a la entrada del museo hay folletos disponibles en varios idiomas donde se explica lo más importante de la visita guiada, con especial hincapié en el hall y el templo.

05

Nuestro Aprendiz posando con el estandarte en el templo

La visita termina aquí, aunque como todo buen museo que se precie tiene una tienda donde profanos y masones pueden surtirse si así lo desean de gran cantidad de objetos, libros, joyas, ropa y complementos de temática masónica.

Una vez fuera, si nos dirigimos por la calle Long Accre de vuelta a la parada de metro de Covent Garden, podemos hacer una parada en el pub Freemasons’ Arms, que además del nombre, tan sugerente, es conocido en el mundo del fútbol por haber sido el lugar donde se firmaron las primeras reglas del Football Association.

 

 

VIDRIERAS DE LA GRAN LOGIA UNIDA DE INGLATERRA

09 08

 

 

 

 

 

 

 

10

11

 

 

 

 

 

 

 

REGALÍAS

06

Regalías expuestas en la UGLE

07

Regalías expuestas en la UGLE