Nuestro Areópago: “Cantábrico 210”

Areópago2

En el centro de la imagen el Soberano Gran Comendador

El constante aumento de nuevos hermanos en los Capítulos Rosa Cruz de la costa del Cantábrico, ha llevado al Supremo Consejo del Grado 33 para España a crear un Areópago para nutrirse de hermanos de esos Capítulos. De esa forma podremos pasar del Grado 18º sin necesidad de tener que trasladarnos a Madrid.

 

El nuevo Soberano Consejo de Caballeros Kadosch, llamado “Cantábrico 210”, se ha implantado en la ciudad de Gijón, buscando una ubicación situada más o menos en el centro del litoral norte de España con el fin de facilitarnos a los hermanos de estas provincias el poder acudir a los trabajos con cierta facilidad.

El principal artífice de la creación de este Areópago ha sido nuestro V.H. Emilio Argente, en primera afiliación en la Respetable Logia Semper Fidelis 150, de Torrelavega, donde ejerce como magnífico y efectivo Hospitalario, y que al mismo tiempo es Grado 32º del SCG33. Precisamente fue él el responsable de que ahora tengamos el Capítulo Rosa Cruz, “Agustín de Argüelles 320”.

Areópago1

HH de Semper Fidelis 150 también en el SCG33

La razón de que nuestra Logia, Semper Fidelis, esté tan vinculada al SCG33, se debe a que ya somos siete los hermanos de la Logia que también trabajamos en el Supremo. Resulta curioso que nuestro rito sea el Inglés, estilo Emulación, y sin embargo sintamos ese especial atractivo hacia los Grados del Supremo, del Rito Escocés Antiguo y Aceptado, pero así es y disfrutamos por igual de ambos talleres.

La ceremonia fue presidida por el Soberano Gran Comendador, Jesús Soriano, asistido por cuatro Soberanos Grandes Inspectores Generales y dos Grandes Inspectores Generales. También participamos hermanos de todos los grados, desde el 4º al 30º, en unos actos impecables y no exentos de emoción, pues la creación de Cantábrico 210 implicará una mayor disposición en esta zona del país por los interesantes grados del Supremo.

Después de la ceremonia todos los hermanos nos reunimos en el restaurante italiano Scaletta5, de Gijón, muy céntrico y en una preciosa ubicación junto al mar, donde, previo encargo especial, nos sirvieron un exquisito menú masónico en el que hubo arancini cúbicos, lasaña de cordero y un rico postre con granos de granada. Todo muy simbólico y sobre todo, muy fraternal. En este día hemos vivido la auténtica esencia del SCG33.

El Supremo Consejo del Grado 33 para España, desde que en 1811 se formasen los cuerpos filosóficos, ha impartido sus enseñanzas teniendo el honor de ser uno de los Supremos más antiguos del mundo, y ha sobrevivido hasta el día de hoy superando todas las dictaduras que intentaron acabar con él. Su doctrina, filosófica y fundamentalmente democrática y de separación de poderes, fue la precursora de las actuales libertades de las que disfrutan las democracias occidentales, y en estos momentos continúa firme y vigente en la masonería para seguir imparable, y en imparable ascenso, durante muchos siglos más. Este nuevo Soberano Consejo de Caballeros Kadosch es un buen ejemplo de ello.

Areópago3

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s