El Q.H. Aliesky aprobado para integrarse en Semper Fidelis 150

IMG_8870En la tenida del mes de noviembre del pasado año tuvimos por primera vez entre nosotros al Hermano Aliesky, cubano, masón e integrado en la logia “28 de enero” de Rancho Boyeros, en La Habana (Cuba). Por entonces estaba tratando de establecerse definitivamente en España y, aparte de buscar trabajo, una de sus prioridades fue contactar con una logia para continuar con su trabajo masónico. El destino lo trajo a Cantabria y, como no podía ser de otro modo, a nuestra logia “Semper Fidelis 150”.

IMG_8872Desde entonces ha venido regularmente a nuestras tenidas al mismo tiempo que se afianzaba en su nuevo puesto de trabajo, y cuando por fin ha encontrado la estabilidad que buscaba ha dado dos importantes nuevos pasos en su vida que, según sus propias palabras, le han llenado de felicidad. Aliesky por fin ha conseguido traerse a España a su esposa y a su hija, y ha solicitado formalmente su entrada como nuevo miembro en primera afiliación en “Semper Fidelis 150”.

IMG_8874Por supuesto la decisión del comité de logia fue unánime cuando se trató sobre la admisión de Aliesky, porque en estos meses hemos tenido oportunidades sobradas para conocerlo y saber que es un auténtico masón. Además es evidente que su concepto sobre la fraternidad está a la altura que se espera del mejor miembro de nuestra Orden.

Después de la tenida, y a los postres del ágape, el Venerable Maestro le puso en la solapa a Aliesky una insignia de plata que tenemos todos los miembros de “Semper Fidelis 150” y que representa la flor nomeolvides. Con ello hemos querido mostrarle nuestro cariño y decirle que sus deseos de pertenecer a nuestra logia serán una pronta realidad. Por cierto, y al hilo de la insignia, hay que decir que esas flores de plata fueron un regalo de Bernardo Javier, otro queridísimo miembro de nuestra logia, en este caso paraguayo, que actualmente desarrolla sus trabajos masónicos en la logia “Pitágoras 17” de Asunción (Paraguay).

IMG_8875Después de recibir la insignia, Aliesky dijo unas emocionadas palabras mostrando su satisfacción por el actual buen rumbo de su vida, tanto a nivel personal como masónico, y, como siempre, acabamos en la terraza del hotel disfrutando de una larga y amena conversación. 

Por cierto, en breve la hija de Aliesky estará matriculada en su nuevo colegio de Santander…

Sí, hoy también hemos tenido un buen día.

IMG_8876

Anuncios