Arnaud

Arnaud BeltrameArnaud era un hombre normal. Había cumplido 44 años, estaba casado, tenía familia, amigos, compañeros… Era un hombre feliz. Aquella fría mañana de marzo salió de su casa, como siempre, para ir a trabajar. Era gendarme. Teniente Coronel de la Gendarmería Francesa.

Pero aquel día no iba a ser un día más. Aquel día el fanatismo se iba a cruzar fatídicamente en su camino. Aquel día Arnaud se iba a encontrar con la venganza absurda de un joven enloquecido que creía firmemente que sus convicciones estaban por encima de cualquier otro razonamiento. Aquel día Arnaud iba a conocer muy de cerca el odio irracional en forma de integrismo religioso…

Fue en un supermercado de Trèves, muy cerca de Carcassonne. El joven gritaba “¡Alá es grande!”, como si la grandeza de Dios justificase el secuestro del medio centenar de personas que había allí haciendo sus compras. Medio centenar de personas inocentes a las que amenazaba con masacrar, nada más y nada menos que en el nombre de Dios.

atentado-e1521832535638La situación era muy complicada porque el joven terrorista estaba fuertemente armado y había un riesgo real de que muriese mucha gente. Y eso Arnaud lo sabía muy bien. No en vano Arnaud ha estado destinado en Irak y había conocido de primera mano varios de los atentados de este tipo que se han sufrido en Francia, atentados que siempre se han saldado con numerosas víctimas mortales.

Pero incluso conociendo el peligro, Arnaud no dudó en proponerle al terrorista intercambiarse él mismo por una rehén, lo cual aceptó. Arnaud convino con sus compañeros llevar el teléfono móvil con llamada abierta para que oyesen lo que sucedía dentro del supermercado, y gracias a eso pudieron actuar en el momento más apropiado. Lo primero que hizo el terrorista fue disparar contra Arnaud y contra varios de los rehenes. Gracias a su heroica intervención solo murieron cuatro personas de las cincuenta que el terrorista tenía secuestradas. Entre ellas murió Arnaud.

11-escuadracompasArnaud Beltrame, Teniente Coronel de la Gendarmería Francesa y Maestro Masón de la Gran Logia de Francia. Fue iniciado en 2008 en la Respetable Logia Jérôme Bonaparte à Rueil-Nanterre.

Arnaud actuó como un héroe, Arnaud actuó como un masón.

Gracias, Arnaud, por haber demostrado que para un masón la fraternidad masónica va mucho más allá de las logias. Y más allá de la propia vida.

Haciendo masonería en Semper Fidelis 150

IMG_8564

En nuestra última Tenida, en la Respetable Logia Semper Fidelis 150 de Torrelavega (Cantabria), por fin hemos contado con los nuevos rituales de Emulación de la Gran Logia de España, y la verdad es que los hemos recibido en un buen momento. Es cierto que su encuadernación es un poco rebelde pero suponemos que con el uso, poco a poco iremos domando los libros.

Precisamente en esta reunión hemos trabajado en un último ensayo de la ceremonia de pase de un Aprendiz a Compañero, ceremonia que celebraremos en nuestra próxima Tenida y que, sin duda alguna y como viene siendo habitual, se desarrollará con toda perfección.

IMG_8544Por cierto, en esta ocasión nos ha visitado un queridísimo Hermano de la logia francesa Le Premier Méridien 1691 -de la G.L.N.F.- con la que estamos hermanados, y le dimos dos opciones a escoger: entregarle en ese mismo momento la Carta Patente de Hermanamiento con nuestra logia o llevarla nosotros mismos a su logia en una próxima visita. Sin pensárselo dos veces respondió que fuésemos nosotros quienes la llevásemos a su logia. En otras palabras, ya tenemos viaje preparado para ir a Francia el próximo mes. Además tendremos la oportunidad de participar en una tenida de Elevación a Maestro de un Hermano de Le Premier Méridien 1691. Todo perfecto.

IMG_8555Después de la Tenida hemos pasado al comedor para tomar algo y cambiar impresiones en un ambiente fraternal y distendido mientras nos traían la cena, y finalmente nos hemos sentado todos y hemos disfrutado de un buen ágape, pero sobre todo hemos disfrutado de esa inmejorable compañía que siempre supone compartir nuestro tiempo con personas que, a pesar de ser de las más distintas procedencias, es evidente que nos une ese nexo poderoso y fraternal llamado Masonería, una conexión que solo pueden comprender los iniciados.

IMG_8547Como viene siendo habitual, después del ágape, de sus brindis y de sus fuegos, hemos bajado a la terraza del hotel para tomar un último café y continuar nuestras conversaciones del comedor y, como no, también abordando otras nuevas. Unas conversaciones siempre relacionadas con la Masonería, con sus grados y con lo que cada uno entiende de sus enseñanzas.

Serían sobre las doce cuando nos fuimos casa, y puedo asegurar que nos fuimos felices porque sabemos que felices volveremos a encontrarnos…

Semper Fidelis 150, como siempre, haciendo auténtica Masonería.