Guillermo de Miguel visita Semper Fidelis

IMG_3318

Guillermo entrega su libro a nuestro V.M.

En la tenida que celebramos ayer en la logia Semper Fidelis 150, nuevamente tuvimos la satisfacción de recibir la visita de Guillermo de Miguel, un muy Querido Hermano que desde siempre se ha mostrado asiduo a nuestra logia. En esta ocasión nos obsequió con su nuevo libro, “Don Quijote Iniciado”, una obra que ha recibido numerosos elogios de todos aquellos que lo han leído, sean o no masones.

Guillermo tiene en su haber otros libros que se caracterizan por indagar en la masonería con ingenio y originalidad. Entre los que ha publicado destacan “La Iniciación de Mowgli”, “Viaje Masónico a bordo del Nautilus”, “En torno al mandil” o “Déjame que te cuente”.

guillermo-de-miguel

Guillermo de Miguel Amieva

Guillermo de Miguel nació en Zaragoza pero siempre se ha enorgullecido de ser el producto de una buena mezcla entre Asturias y Castilla. Desde hace años vive en Palencia donde ejerce como abogado y, aparte de su actividad masónica, también es articulista de El Norte de Castilla, de Palencia 7 y de El Oriente de Asturias, sin olvidar sus colaboraciones en Onda Cero, la Cadena Ser y otras publicaciones provinciales.

Sin duda Guillermo es un buen escritor y un buen abogado, pero sobre todo ha demostrado ser siempre un buen Hermano y un buen masón.

Anuncios

El homenaje de la G.L.E. a Isaac Querub, presidente de la Federación de Comunidades Judías en España

isaac querub

Isaac Querub Caro, actual presidente de la Federación de Comunidades Judías de España, nació en Tanger, está casado y tiene tres hijas. Estudió Bachillerato en el Liceo Francés de Madrid y es licenciado en Derecho y Ciencias Empresariales por la Universidad Pontificia Comillas de Madrid. Es miembro de la Junta de Gobernadores de la Universidad de Tel Aviv, presidente de Yad-Vashem España (por las víctimas del Holocausto) y patrono de la Real Fundación de Toledo, de la Fundación Barruch Espinoza de Barcelona y del Centro Shimon Peres por la Paz en España.

En la última Gran Asamblea de la Gran Logia de España, Isaac Querub pronunció un emotivo y muy aplaudido discurso al que ya se hizo referencia y que se reproduce a continuación.