"La Masonería y la Política", de Francisco Espinar Lafuente (1985)

F. Espinar
I.- El tema de esta conferencia es el de: “La Masonería y la política”. Debemos, pues, situarnos provisionalmente ante los dos términos de ese título. 
II. – La Masonería es una Institución Iniciática, de comunión de grupo, que tiene su origen en los gremios de constructores, que invoca a un Gran Arquitecto del Universo, y que se propone un constructivismo universal.
De ello se derivan sus principales caracteres:
– el intuicionismo o simbolismo
– la fraternidad
– la religiosidad
– la racionalidad (propia de la Geometría y la Arquitectura
– y la socialidad.)
III- La Masonería no es una religión, pero tiene
 un carácter para-religioso (que yo suelo llamar “para-numínico”).
Esto significa que la Masonería se encuentra “fuera de lo religioso” (y por eso no es una religión), pero a la vez “próxima a lo religioso” (y es esta proximidad lo que ha despertado determinados recelos, por parte de algunas Confesiones, como la católica, los baptistas norteamericanos, – y una parte de los musulmanes) (2)
IV. – La religiosidad en la Masonería, que se manifiesta a través de sus símbolos, ritos y ceremonias, no es una religiosidad abstracta, sino concreta, pero que carece de dogmas particulares, sobre todo de una irrupción específica en la historia, que es lo que califica a las religiones existentes.
Por todo ello lo numínico en la Masonería es compatible con otras formas de religiosidad, tanto la aconfesional como la propia de las distintas Confesiones. (3).
V – La socialidad en la Masonería consiste en una “acción social en la historia”, propia de su constructivismo universal.
El nuevo Templo de Salomón que ella se propone reconstruir, aunque sea ético-espiritual, tiene que proyectarse, necesariamente, en la historia. Es una prolongación de la misión de Israel, que no era sólo celestial, sino también terrena, pero que ahora tiene que ampliarse como una misión común de la estirpe humana. (4)
Con este universalismo se engarzan algunos puntos esenciales, como los de la Cadena de Unión, Centro de la Unión, unicidad institucional (aunque integrada a través de la autonomía de los varios Estados existentes), y por ello también una regularidad que trata de mantener ese carácter unitario.
VI. – ¿Y qué podemos entender, provisionalmente, como “la política”?:
Hay que partir de dos ideas, la de “sociedad” y la de “perspectivismo”. La sociedad es una aglutinación de poderes y de cultura. El perspectivismo no supone, necesaria- mente, un escepticismo, porque los distintos puntos de vista podrían tener, como un telón de fondo, una objetividad, más o menos inalcanzable. Esto es lo que he llamado un – “perspectivismo objetivo”.
La política es la vertiente de lo social que trata de realizar unas determinadas perspectivas, dentro del mundo de los poderes (sobre todo, de los Poderes públicos), mediante lo que se llama una “acción estratégica”. Cuando la política tiende hacia lo universal, es también el cauce necesario para la realización de la ética. (5)
VII. – Las perspectivas propias de la Masonería, en cuanto que se relacionan con la política, serían las siguientes:
– la globalidad (acción en común, amplitud de visión, universalismo); (6)
– la fraternidad (ayuda mutua, cohesión – social, reconocimiento del otro); (7)
– la libertad (de conciencia, de expresión, de creatividad individual, y en general –
las de carácter democrático):
– la igualdad (en cuanto al punto de partida, al acceso a la salud y a la enseñanza, y a la supresión de todo lo que fuere discriminatorio o arbitrario); (8)
– y la tolerancia, que supone la legitimidad del pluralismo, en cuanto a la religión y a
la cultura. (9)
VIII. – ¿Cuál es, pues, la actitud de la Masonería con respecto a la política?
En principio, ella oscila entre los dos polos opuestos del aislacionismo (para mantener la independencia de “lo sacro”) y el colaboracionismo (para favorecer el desarrollo de su “acción social en la historia”). (l0)
Entre los siglos XVIII y XIX la Masonería tuvo también una actitud revolucionaria, como en los casos de George Washington, Marat, Argüelles, Garibaldi, Benito Juárez, Prim, Martí etc. (11)
Pero ello se debió a una coyuntura especialísima. Porque la Revolución liberal, que sirvió para introducir en la sociedad el germen de lo esencial de los principios masónicos, tuvo una cierta conexión (algo, por lo demás, muy comprensible) con las tendencias de las logias, o, al menos, de determinados Masones que fueron influyentes por su actuación política.
IX. – Hay también ciertos puntos concretos que se refieren a esa relación de la Masonería con lo político. Como serían los que siguen:
1. La Masonería afirma que ella se encuentra “resueltamente contra toda política”. (12)
2. En las logias no se admiten discusiones sobre temas de religión o de política. (13)
3. Ni se pueden hacer declaraciones sobre temas públicos, salvo si las realiza la Gran Logia, o por otro Organismo o miembro con autorización de la misma.
4. Los masones deben ser buenos ciudadanos, y por ello, respetar las Leyes del País al que pertenezcan. (14)
5. La Masonería no debe inmiscuirse en los problemas políticos del momento, a no ser que le afectaren a ella misma.
6. El masón, en cuanto ciudadano particular, posee, no sólo el derecho, sino también el deber de intervenir en la política, aunque siempre sin implicar , ni comprometer a la Orden en las actuaciones que realice.
7. Por ello tal libertad (salvo, por ejemplo, la del voto en las elecciones, que es secreto) no debe ser ejercida por quienes ocupen cargos importantes en los Cuerpos masónicos, mientras que desempeñen los mismos. (15)
Pero debe observarse que todo ello no se prescribe porque los Estados tengan derecho a restringir las actividades de la Orden, sino que se trata de auto-limitaciones que la Masonería se impone a sí misma.
La finalidad de estos preceptos es, por un lado, la de mantener la cohesión interna, y por tanto, la unicidad de la Masonería, y por el otro, la de evitar los riesgos, que le serían perjudiciales, de conflicto con los Poderes públicos. (16)
X. – Como ejemplos de declaraciones que han emitido ciertos Cuerpos masónicos sobre temas de índole pública, se pueden recordar los siguientes:
1. La del Gran Comendador Augusto Barcia, en el Boletín Oficial del Supremo Consejo, de Septiembre de 1931, págs 1 – 4, con el título de: Momentos históricos, contra la intolerancia que mostraban ciertos masones anticlericales, en la época en que se estaba preparando la Constitución de 1931.
2. Las manifestaciones que ha venido haciendo – el Supremo Consejo de los Estados Unidos (del Sur, con sede en Washington), en su revista “The New Age”, en favor de la enseñanza pública y en contra de las subvenciones a los Centros escolares privados.
3. La Declaración que hizo la Gran Logia Unida – de Inglaterra, en 21 Junio 1985, sobre el tema de “Masonería y Religión”, en contestación implícita, y diplomática, a cierta postura que se había expresado en la Santa Sede, de ser incompatible la condición de masón con la de católico.
4. Aunque no se trate estrictamente de declaraciones de la Orden, tiene también interés el hecho de que el duque de Kent, Gran Maestro de la Gran Logia Unida de Inglaterra, sea también el presidente de una Asociación que promueve los fines de la Ecología, entre ellos la protección de los animales y las plantas. (17)
– Como colofón a todo lo expuesto, puede sintetizarse lo siguiente:
– la Masonería trata de ser el Centro de la Unión para todas las posiciones religiosas, etnias y nacionalidades, filosofías, idiomas y tendencias políticas;
– por lo cual tiene que mantener una estricta “imparcialidad” y “objetividad” entre todas ellas;
– que rechazar toda clase de integrismos o fundamentalismos; (18)
– que apoyar la paz y la democracia, en contra de la guerra y la violencia;
– y que buscar las vías de conciliación o mediación, para la resolución de toda especie de conflictos.
XI. – Como colofón a todo lo expuesto, puede sintetizarse lo siguiente:
– la Masonería trata de ser el Centro de la Unión para todas las posiciones religiosas, etnias y nacionalida des, filosofías, idiomas y tendencias políticas:
– por lo cual tiene que mantener una estricta “imparcialidad” y “objetividad” entre todas ellas;
– que rechazar toda clase de integrismos o fundamentalismos; (18)
– que apoyar la paz y la democracia, en contra de la guerra y la violencia;
– y que buscar las vías de conciliación o mediación, para la resolución de toda especie de conflictos.
0000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000
NOTAS
1) – “Conocer” es ver algo por aproximación, contacto o encadenamiento sucesivo. “Intuir” es como verlo – a distancia, desde un paralelismo interno. Ver algo a distancia, pero, a la vez, sentirlo muy próximo. – El ser humano, en la cultura megalítica, llega a concebir la existencia del límite, de lo numínico, sobre todo ante el pathos de la muerte. Y lo enfrenta por el único medio posible: el de la intuición. De ella nacen los símbolos y los mitos.
Pero los historiadores han comprobado que toda esta simbología tiene un fondo común en todas las épocas y pueblos. La función simbólica tiene una índole dramática, la de proyectar ese pathos originario. De esa tensión vital, de esa “coincidentia oppositorum” surge lo que Schneider ha llamado un “ritmo común”. El símbolo reacciona contra lo que es “fragmento” en el hombre, como ha dicho Mircea Eliade. Su misión es la de integrarlo en el Todo.
Al iniciarse la época histórica, el monumento principal de toda esta corriente se halla en las Upanisads y, en general, en la escuela Vedanta del hinduismo.
2)-La Iglesia Baptista del Sur, que tiene en Estados Unidos unas 38.000 iglesias con unos 16 millones de fieles, viene discutiendo en sus Asambleas, desde 1985, – si debe implantarse la regla de incompatibilidad entre la condición de masón y la de baptista.
El Dr. Boettjer, del Supremo Consejo del Grado 33 del Sur, replicó al respecto que se trataba:
– “de un ataque irresponsable y sin sentido dirigido contra la Masonería por unos extremistas religiosos de mente estrecha”.
(Información en la revista The Northern Light órgano del Supremo Consejo del Grado 33 del Norte de los Estados Unidos, de Agosto 1993).
Recientemente el Estado de la Ciudad del Vaticano , ha acordado exigir a todos sus empleados laicos que no pertenezcan a “asociaciones incompatibles con los objetivos de la Iglesia”, lo que “parece una clara advertencia contra cualquier afinidad con la masonería” (según el diario País de 19 Julio 1995, pág. 27). El Estado del Vaticano se mostraría, así, como contrario a los objetivos de la Orden.
3) – No sería suficiente decir que hay “espiritualidad” en la Masonería. La música de Schubert es “sólo” espiritual, mientras que la de Mozart es, además, numínica. – La religiosidad sería, siguiendo a J.E. Mc Taggart:
– “una emoción fundada en la convicción de una armonía entre nosotros y el Universo”.
Pero esta religiosidad puede darse, incluso, al margen de las Confesiones religiosas. Es lo que ocurre en algunos de los místicos, e incluso en ateos como L. A. Feuerbach, que encuentra la “esencia del Cristianismo” en un culto a la Humanidad, terminando su libro con las palabras de:
“Santo el pan, santo el vino” etc.
En una plancha de los años 30, que lleva el título de:“El sentido religioso de la Masonería”, cuyo autor es Fernando Valera, que fue miembro de la logia Tyris, de Valencia, con el nombre simbólico de Plotino, y más tarde, en la década de los años 70, jefe del Gobierno republicano en el exilio, se dice que:
– “La Masonería no puede ser, como creen muchos profanos y pretenden algunos masones, una escuela de ateísmo y de materialismo”
y que:
– “la Masonería … quiere hablar tanto a la razón como al sentimiento y a todas las fuerzas y actividades de nuestro ser; de ahí su elevada religiosidad”
4) – El papel de la Orden en la Historia se refleja, ante todo, en el Discours de André Ramsay (escocés – que fue masón y que vivió en Francia), que se publicó en dos versiones, de 1736 y 1737. Para Ramsay el fin de la Masonería es el de:
– reunir “los espíritus y los corazones. para tomarlos mejores, y formar, en el – transcurso del tiempo, una nación absolutamente espiritual, en la que … se creará un pueblo nuevo el cual, compuesto de muchas naciones las cimentará a todas de alguna manera por el vínculo de la virtud y de la ciencia”.
Este Discurso es, como dice Ligou, “una de las columnas de la Masonería”.
Esta misión social e histórica se encuentra también, de un modo explícito, en las doctrinas de Lessing y de Krause, así como en los Rituales de varios Grados filosóficos.
5) – En la doctrina de Jürgen Habermas se distingue entre una acción “estratégica” (que es paralela a las “inclinaciones” kantianas), y una acción “consensual-comunicativa” (que es la que se orienta, de un modo lingüístico, hacia el acuerdo).
La política es, ante todo, un “juego de estrategia”, de los que han sido analizados por Von Neumann y Margen -stern, cuya finalidad es la de imponer unas determinadas coordenadas, o, como dice Richard M. Martin, unas “intenciones subjetivas”. Pero la política puede orientarse también hacia lo objetivo, esto es, hacia la realización de la ética, concebida como una ética de la estirpe.
6) – Entre los siglos XVIII y XIX lo global en Europa, eran los Imperios y Reinos autocráticos, junto con las Potencias coloniales, y por ello la Masonería se inclinó en favor del individualismo, y de la ecuación entre nacionalismo y democracia. Es lo que ocurrió en Francia, en Italia, en España, en América del Norte y en la del Sur. También en Alemania con otro masón: el filósofo Fichte, que reaccionó contra la invasión napoleónica. Pero ahora en el siglo XX, con las dos Guerras mundiales, la nueva ecuación entre nacionalismo y fascismo, el peligro de la guerra atómica, el carácter necesariamente global de la Ecología etc. la Masonería ha tenido que recobrar esa visión ecuménica que, para Anderson y para Ramsay, era su principal característica.
Por eso fueron dos masones: Franklin Delano Roosevelt, que era Grado 32, y además miembro honorario de un Templo de los Shrines en Washington, y Winston Churchill, que tenía el Grado 3º, los que firmaron la Carta del Atlántico, en 14 Agosto 1941, a bordo del buque inglés Prince of Wales cerca de la costa de Nueva Escocia. Esta Carta, de ocho puntos, fue la base de la Declaración posterior, de 1942, que abrieron el paso a las Naciones Unidas (Carta de San Francisco, de 1945), y, con ello, a una etapa más elevada, la del mundialismo en la Historia, que ha de ir superando, poco a poco, todos los fraccionalismo actuales.
7) -La fraternidad opera en diversos planos, a saber:
a) – Como una relación especial de afecto entre los miembros de la Orden.
b) – Como un vínculo objetivo que les liga entre sí, el de la Cadena de Unión.
c) – Como el carácter de la Institución misma, que es una Fraternidad o fratría
d) – Como la proyección de todo ello en la sociedad exterior, en la comunidad universal de los seres humanos.
En la Institución tiene que coordinarse la fraternidad (que, como la igualdad, es una relación horizontal, cuyo símbolo es el nivel), con el deber de servicio y de disciplina (que es una relación vertical, cuyo símbolo es el mallete).
8)- La libertad y la igualdad tienen una evidente relación con la política. Pero la libertad que proclama la Masonería es, sobre todo, la libertad “de espíritu”. – Y la igualdad que se auspicia por ella es, sobre todo, la igualdad “en la dignidad”. La Orden no se pronuncia, en cambio, sobre la libertad o la igualdad en el orden económico, aunque también deban ser consideradas como unas metas positivas, siempre que se enmarquen dentro de un “realismo elevado”.
Lo mismo ocurre con el concepto de “elitismo”. Entre los masones “aceptados” pueden figurar los que pertenezcan a cualquiera de las clases sociales. Pero sólo pueden serlo, sin embargo, quienes, de entre ellos, posean una “receptividad” suficiente para las vivencias de la Orden. No todo el mundo podría ser un masón, como tampoco cualquier persona puede ser un artista.
9)- Se tiene una conexión sucesiva entre el perspectivismo, el pluralismo, y la tolerancia. Todo ello debe recaer sobre el ámbito de las subjetividades. La “tolerancia” no es otra cosa que la negación del integrismo, o de cualquier otro radicalismo, dentro de la religión o la política. Mientras que en la ciencia puede llegarse a una unidad de concepción, al menos dentro de cada época, la intuición de los valores tiene que fluctuar en una gran medida. Esta oscilación de los símbolos es la que funda la legitimidad de una pluralidad de actitudes. Que es, a su vez, lo que funda y que justifica a la democracia.
10) – Los casos típicos de actitud colaboracionista son: los de Inglaterra, Méjico, y, con menor grado de influencia, el de los Estados Unidos. El aislacionismo se encuentra en la situación en Italia a partir de la Segunda Guerra mundial. Y también en la Gran Logia de Cuba durante el régimen de Castro. Ha sido, en cambio, fluctuante, la posición de las Masonerías argentina y chilena durante sus respectivas Dictaduras.
11) – La Revolución norteamericana, que acabó con el régimen colonial inglés, proclama los principios de las logias, en el Virginia Bili of Rights de 1776, inspirado por – Jefferson. Entre los Padres de la Patria figuran masones relevantes, como George Washington, James Madison y Benjamín Franklin.
En la Catedral episcopaliana de la ciudad del Potomac, en la cual se encuentran diaconisas, y ejemplares de la Biblia y del Prayer Book en todos sus bancos, puede verse una estatua de George Washington, con las siguientes inscripciones:
Yree mason – Firstcitizen
Churchman – President
El sistema federal de la Constitución de 1787 surge de algo característico de la Masonería: una transacción entre los extremos.
También los lemas que figuran en la moneda de los Estados Unidos, el dólar-billete, y que son los de:
– Liberty
– In God we trust
– E pluribus unum
llevan la impronta típica de lo masónico.
12) — En las Constituciones de Anderson (de 1723) que constituyen el texto principal de la Masonería moderna, se lee literalmente que:
– “(we) are resolved against all itics (en Antiguos Deberes, VI, 2)
esto es, que “estamos resueltamente contra toda política”.
13)- En el Rito inglés, llamado de Emulación, que es anti-intelectualista (como lo son, en general, la mayor parte de los anglosajones), las tenidas se reducen a la práctica
ritual, sin que puedan leerse en ellas planchas o trabajos doctrinales. Ello es posible, en cambio, en el Rito Escocés Antiguo y Aceptado, y en algunos otros Ritos, siempre
que esos trabajos no versaren sobre temas de política o religión.
Pero lo que infringe, de un modo mas grave, esta norma, es que una logia se convierta en un centro de acción o de conexión para fines políticos. Es lo que ocurrió en Italia con la pseudo-logia – 2 dirigida por Licio Gelli, que sirvió de enlace para varios servicios secretos, los cuales preparaban un golpe de Estado para el caso de que el Partido Comunista pudiera llegar al Poder en Italia, – incluso por las vías democráticas.
14)- Así aparece en las Constituciones de Anderson de 1723, según las cuales:
– “el masón es un súbdito pacífico del Poder civil… que no debe mezclarse nunca en complots y conspiraciones contra la paz, o el bienestar de la Nación” – (Antiguos Deberes, II).
15)- Por esto Práxedes Mateo Sagasta, el gran político liberal, que fue Gran Maestro del Grande Oriente Español y también Gran Comendador del Grado 33 del Rito Escocés, cesó en todos sus cargos en la Orden cuando fue nombrado jefe del Gobierno, por la Reina Regente María Cristina, en Diciembre de 1885.
16)- Esto se desprende de las propias Constituciones de Anderson, al estatuir que: “si un hermano se convierte en rebelde frente al Estado”, aunque no debe ser “sostenido en su rebelión”, sin embargo, si no se halla convicto de ningún otro crimen, “no puede ser expulsado de la Logia, y su relación con ella debe permanecer intacta”
(Antiguos Deberes, II).
17) – Más exactamente: el duque de Kent tiene una relación especial con la asociación World Wildlife (W. W. F.) cuyos dirigentes suelen ser miembros de la Familia Real inglesa.
18) – En todos los Rituales masónicos se reprueba tanto ,la tiranía como el fanatismo. El integrismo no es sino el fanatismo que se funda en la radicalidad de una idea. Pero no existe sólo un integrismo religioso: el musulmán, el hebreo, el cristiano etc. sino también el integrismo nacionalista, como el de los serbios en Bosnia.
También Fernando Valera, en la plancha que citamos antes, nos dice que:
– “Cualquier dogmatismo ha de estar forzosamente en pugna con el espíritu y la letra de la Masonería; pero acaso, más que ninguno, el dogmatismo materialista”.
Esto es, que puede mostrarse, en ocasiones, un integrismo de los propios agnósticos.
19)- En las Constituciones del R. E. A. A. (de 1786) se hace constar, en su Introducción, que:
– “La libertad de opinión es la primera y la más sagrada de todas las libertades”.
20) – En el Rapport aprobado por la XV Conferencia Mundial de Supremos Consejos recientemente celebrada en Lausana – (Suiza), entre el 28 y el 31 de Mayo de 1995, se dice entre otras cosas que:
– “Los fines de la Orden podrían ser resumidos de la forma siguiente:
“Propagación y defensa de la libertad de espíritu en los límites de la ley moral para el bien del conjunto de los seres humanos
– estamos viendo por todas partes “fundamentalistas de todas las tendencias tratando de ahogar la libertad de los hombres bajo el yugo del terror”
– “la justificación de la existencia del R.E.A.A. (Rito Escocés Antiguo y Aceptado) pende de saber si éste acepta su misión con toda la seriedad de la que es capaz, y si él se encuentra en disposición de unir a unos combatientes (dotados de derechos iguales) al servicio de los fines colectivos de la Orden, y de entusiasmarlos en la realización de ese fin”.
Estas Conferencias Mundiales se celebran cada cinco años y las de Europa cada año. La última Mundial, a la que yo asistí personalmente, se celebró en México en 1990. La próxima debería tener lugar en el año 2000.
San Sebastián 27 de Julio 1985
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s